Ahora, el Cubículo se sociabiliza

Que en lo personal a uno le dé repelús y escalofríos esto de las redes sociales y el apogeo del autoescaparate es razón más que sobrada para no entrar en ellas. Vale.

Que se tenga un blog y uno deba diversificar sus posibilidades de enriquecimiento para darle “vidilla” es razón suficiente para meter dicho blog en las citadas redes. Así son las cosas. Y como quien no quiere la cosa se va cebando la bipolaridad cibernáutica, vil apropiación del cognomen del autor de la Farsalia, recreándola en Facebook a tutiplén. Tal es mi intención.

Las ocupaciones del día a día me impiden estar más presente de lo que quisiera en el Cubículo. Una mera cuestión de tiempo. Ahora queda solventada. Allí nos veremos, espero, más a menudo. Y… ¿quién sabe? A lo mejor hasta se engancha alguno.

Puede pasar de todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: